29

Dic 2017

Feliz año 2018

Llega un nuevo año y con él la ilusión de lo que comienza, de los nuevos proyectos y de esos deseos que esperamos que se hagan realidad con el nuevo año. Este 2017 ha dejado momentos inolvidables en la vida de Anastasia. Ha continuado consolidándose como una de las saxofonistas más conocidas de Ibiza y sus shows han ganado todavía más calidad y experiencia. Ha sido un año repleto de trabajo y eso es uno de los deseos que había pedido con las campanadas del 2017. Seguramente repita deseo con las de este 2018. Ella sabe que la inspiración debe de encontrarte trabajando y por eso, no ha perdido el tiempo. Especialmente este verano, que ha colaborado con diversas fiestas y espectáculos a la vez que continuaba ofreciendo sus actuaciones en solitario.

Este año, Anastasia quiere brillar aún más

Pero Anastasia es ambiciosa, sabe que hay que ir siempre un paso más allá y por eso, este año quiere brillar todavía más en lo profesional. Está dispuesta a darlo todo, a esforzarse al máximo y subir uno más de los pocos peldaños que todavía tiene por delante para convertirse en la mejor. Aspirar a lo más alto es la mejor forma de progresar y de hacer las cosas siempre un poco mejor. Y ella no se rinde nunca. Este año que viene quiere estar en muchas más bodas, en más eventos, en más fiestas de verano y quiere visitar todavía más ciudades a lo largo y ancho de España y también en Europa, incluso otros destinos internacionales más lejanos. ¿Por qué no? Ella ha estado ya en Tailandia, por poner un ejemplo. Y seguro que podrá llegar a donde se lo proponga. Porque su lenguaje, el de la música y el baile, es absolutamente internacional. Ella es una artista que sabe conectar con público de diferentes países, culturas y gustos. Porque todo el mundo sabe apreciar lo que se hace con el corazón y con una gran dosis de calidad.

Sus deseos personales para el 2018

También como cada año, Anastasia va a pedir algunos deseos muy personales para este año 2018. Ella también tiene una vida privada, a menudo muy sacrificada por su trabajo. Pero cada minuto que pasa con su gente es importante para ella. Pero estos deseos se los queda para su intimidad, porque como toda buena artista, Anastasia McQueen sabe mantener el misterio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *